Se encuentra usted aquí

Sphynx

< >

Raza de Gato Sphynx o Gato Esfinge
El Sphynx o Gato Esfinge es una raza de gato muy llamativa por su aparente ausencia de pelo. Es un gato de aspecto rechoncho y fornido que crea tanto rechazo como afecto.

Sus detractores lo califican de gato raro, un gato con orejas de murciélago y cabeza de serpiente, un gato extraterrestre. Pero en cambio sus adeptos, lo valoran como una extravagancia, una singularidad de la naturaleza.

Historia / Origen del gato Sphynx

Los gatos Sphynx proceden de una mutación natural, al igual que las otras tres razas de gatos sin pelo (Don Sphynx, Kohana y Peterbald). De hecho, según las últimas investigaciones aparece una nueva raza de gato sin pelo cada 15 años y esto nos hace pensar que los gatos desnudos (sin pelo) han existido a lo largo de toda la historia. Los ancestros del Sphynx se remonta a la época Precolombina, tal y como muestran los grabados y vasijas de cerámica encontradas.

Las líneas de sangre del Sphynx actual descienden de dos familias de mutaciones espontáneas:

Dermis y Epidermis (1975). Estos dos gatitos fueron descubiertos por Milt y Ethelyn Pearson, dueños de una granja en Minnesota (Estados Unidos).
Bambi, Punkie, y Paloma (1978). La criadora de siameses Shirley Smith de Ontario (Canadá), encontró estos tres gatitos sin pelo en las calles de Toronto.

La cría del Sphynx es muy difícil, ya que, tan sólo uno de cada cuatro gatos nace con el gen recesivo de la falta de pelo. Para mantener la raza y evitar la consanguinidad, criadores europeos y americanos han realizado cruces entre Sphynx (Gato Esfinge) y devon rex, y el american shorthair (gato americano de pelo corto).

A pesar de ser una raza joven y gracias al esfuerzo de los criadores, el Sphynx se ha consolidado en todo el mundo y ha sido reconocido por las principales federaciones felinas.

Características del gato Sphynx

El Sphynx es un gato de tamaño mediano, alargado y muy musculoso, con apariencia maciza.

La cabeza es mediana de forma cuneiforme (triangular), con los contornos redondeados, más larga que ancha, con pómulos sobresalientes y un hundimiento característico en la zona de los bigotes. Las orejas son muy grandes, anchas en la base y levemente redondeadas en la punta; siempre muy rectas (en posición de alerta); separadas entre sí y ubicadas con un leve ángulo con respecto a la cabeza. Los ojos son grandes, oblicuos y en forma de limón redondeado; el color debe ser acorde al pelaje, pero la mayoría de los Sphynx los tiene verdes o café. Hocico corto, redondeado y fuerte.

La cola tiene un tamaño proporcionado con el cuerpo, delgada, flexible, más ancha en la base que en la punta (en forma de látigo). En algunas ocasiones la raza presenta un mechón de pelos en la punta, como en la cola de un león.

Parece un gato sin pelo (desnudo), pero puede tener una cobertura de pelusa suave y muy fina; la sensación al tacto es similar al ante o a una gamuza. La piel forma pliegues entre las orejas, alrededor del hocico, en los hombros y patas; al acariciarlo la impresión es de resistencia en la piel.

Puede ser de cualquier color, incluyendo todas las combinaciones con blanco. En ocasiones el blanco parece rosa, y el negro, gris oscuro (la pigmentación se oscurece con el sol).

Carácter / Comportamiento del gato Sphynx

El estándar francés para la raza Sphynx (Gato Esfinge) lo describe como: «es en parte niño, parte perro, parte mono y parte gato». En su temperamento muestra rasgos de personalidad de todos ellos.

Es un gato dulce, curioso, pacíficos e inteligentes, normalmente prefieren la calma y la tranquilidad, pero en ocasiones muestra su faceta más vivaz, traviesa y juguetona (le encanta trepar y saltar).

Es muy devoto, leal y posesivo de sus dueños a los que acompañará a todas partes ronroneando y meneando la cola como si fuese un perro, buscando que lo mimen.

Es muy sociable y afectuoso con personas y otros animales, pero hay ciertos momentos en que necesita mostrarse independiente, incluso de sus dueños.

En su carácter no hay un atisbo de agresividad. Esto, junto a su gran paciencia lo hacen ser una buena mascota para los niños.

Salud del gato Sphynx

El Sphynx, pese a su apariencia frágil es un gato saludable y fuerte. Su falta de pelaje es su principal problema al ser muy sensible a los cambios de temperatura. En época invernal debemos no exponerlo a bajas temperaturas y mantenerlo en lugares cálidos.

Cuidados del gato Sphynx

Necesitará un aseo constante, ya que, su alimentación rica en calorías le produce abundante grasa en la piel que le impide una correcta transpiración. Es recomendable bañarlo regularmente para eliminar la acumulación de las secreciones sebáceas en la piel. Un baño semanal en verano y dos veces al mes en invierno es suficiente para tenerle la piel limpia y sana. La higiene debemos realizarla con champú específico para mascotas sin pelo (naturales y dermoprotectores).

La piel del Sphynx reacciona al sol como la humana, las partes pigmentadas pueden oscurecerse e incluso aparecer pecas con el sol.

Solicitud de Compra o de más Información sobre esta Referencia.

Formulario de Contacto

* Los campos marcados con asterisco son necesarios.

Escribe aqui tu mensaje y para finalizar pulsa el botón Enviar.